Planea tu visita

Para tu primera visita a La Fábrica de Sonrisas queremos contarte algunas cosas sobre nuestra forma de trabajar, y mostrarte una pequeña guía del antes, el durante y el después de nuestra primera cita

Primera cita

Para que ese momentazo se produzca, previamente tienes que haberte puesto en contacto con nosotros por alguna de las diferentes vías de comunicación que tenemos. ¿Cuáles son? Por teléfono, Whatsapp, e-mail o Instagram. Por supuesto llamando al timbre y pidiendo tu cita de forma presencial también es una estupenda manera de hacerlo. Nuestra primera cita ya está en marcha.

 

Todo lo que tienes que saber

Llegado el día y la hora acordado, debes saber que no te va a recibir Carlos Sobera ni un argentino cachas te va a servir un daiquiri mientras esperas. Será Juanfran quien te dé la bienvenida a La Fábrica y recabe los datos necesarios para llevar a cabo la consulta.

Una vez en gabinete podrás contarle a la Dra. Hunayda qué te preocupa y por qué has venido. Tras realizar una valoración y todas las pruebas diagnósticas necesarias (radiografía, fotografía intraoral, escáner intraoral, etc.), la Dra. elaborará un plan de tratamiento personalizado y una planificación de cómo llevarlo a cabo. Si hay tiempo y es viable, en esa primera cita podemos iniciar el tratamiento. Si no, te daríamos cita para comenzar otro día intentando siempre optimizar el tiempo (agenda slow) en función de tu disponibilidad y nuestra agenda.

  • 1. Valoración
  • 2. Pruebas diagnósticas
  • 3. Diagnóstico y plan de tratamiento personalizado
  • 4. Planificación clínica y económica
El coste de la primera cita es de 20€.

Formas de pago

Que la salud es lo primero es un mantra con el que todos estamos de acuerdo. Pero negar que el aspecto económico sea también un factor fundamental a la hora de afrontar tu tratamiento odontológico, sería negar lo evidente. Por eso hemos desarrollado un plan de pago que creemos se puede adaptar perfectamente a ti en función de tu situación o preferencia.

Pago aplazado

Lo que comúnmente conocemos como “financiado”. Esta forma de pago resulta muy interesante si dispones de una nómina o pensión, ya que el pago se puede dividir hasta en 4 años sin intereses, ni gastos de gestión o cancelación y sin seguros asociados. Pones en marcha tu tratamiento y lo vas pagando en cómodas cuotas mensuales.

Según tratamiento

Si lo tuyo no son los pagos recurrentes, no dispones de nómina o simplemente no te apetece financiar el tratamiento, puedes ir pagando según tratamiento, es decir, pagas el tratamiento que se lleva a cabo el día que acudas a consulta: “tratamiento hecho, tratamiento pagado”.

Pronto pago

Esta fórmula puede ser bastante ventajosa para ti si tienes algunos ahorrillos o llevas tiempo aportando en la hucha de “contingencias dentales”. Pagando el tratamiento completo por adelantado tendrás un descuento de entre el 5% y el 10%. Te olvidas de las cuotas mensuales o los pagos en consulta cada vez que acudas y además te ahorras un dinerillo.

Consentimientos

El consentimiento informado es un documento administrativo a través del cual el profesional médico informa al paciente sobre el tratamiento que llevará a cabo, así como de los riesgos, beneficios y alternativas que existen. Debe de ser firmado de forma consciente y voluntaria por el paciente, que puede aceptarlo o bien rechazarlo. En la Fábrica la firma se realiza de forma digital y para cada tratamiento y paciente se genera un consentimiento personalizado.

Contacto

¿Nos dejas ser tus dentistas?

Contáctanos